miércoles, 7 de enero de 2009

Almagro



Aunque ya se ha visto en el Quijote que a principios del siglo XVII la elaboración de los encajes estaba muy extendida, y a nivel popular, por toda La Mancha es difícil imaginar como llegó hasta aquí.


Parece ser que vino paralela al establecimiento de los administradores de los Fugger: Wessel , Xedler...


Carlos V concedió a los banqueros Fugger ( los Fúcares ) la explotación de las minas de Almadén entre otras en España como pago a las deudas contraidas con ellos por su elección como emperador.


Almagro era una sede importante para la Orden de Calatrava, cuyos bienes fueron incorporados a la Corona por Fernando el Católico en 1487. Es muy posible que fuera de las pocas ciudades que reunía los requisitos para el establecimiento de familias tan principales y es de imaginar que importaran sus costumbres.